Mamas tuberosas, un verdadero problema psicológico

Asimetría mamaria, hipotrofia, mamas tuberosas, síndrome de Poland, pezones invertidos, etc. son malformaciones del pecho que afectan a al menos un 10% de las mujeres. Afortunadamente, gracias a la cirugía plástica se pueden corregir.

En el caso de mamas tuberosas es una desgracia que afecta a algunas chicas jóvenes durante su pubertad y no hay posibilidad de que se corrija espontáneamente con el tiempo o con el embarazo. Se trata de una malformación congénita que produce una forma cónica del pecho. Esta anomalía se presenta de diferentes formas y diferentes grados.

Todos sabemos hasta qué punto las chicas durante las pubertad son púdicas y sensibles para todo lo que afecta a su transformación en mujeres, y muy a menudo no se atreven a hablar de ello con nadie, esperando que el problema se corrija por si sólo en el futuro.  A aquí, que la revelación tardía de esta anomalía, cuyo impacto en la psique y la vida afectiva es considerable en una etapa crucial de la vida de una mujer joven.

9 puntos  a tener en cuenta sobre las mamas tuberosas

Es importante tener claro una serie de puntos sobre las mamas tuberosas:

  1. Las mamas tuberosas suelen tener un impacto psicológico y físico importante en las mujeres que las padecen.
  2. Contrariamente a lo que se piensa, esta malformación congénita afecta a bastantes mujeres. En nuestro caso, entre un 30% y un 40% de las mujeres que acuden a Instimed para realizarse un aumento de pecho, tienen este problema.
  3. A menudo, la forma cónica, característica de las mamas tuberosas, puede mejorarse algo con la edad y tras uno o varios embarazos.
  4. En su forma más simple, se observa solamente una falta de redondez en la parte inferior del pecho. La forma más severa se caracteriza por un pecho tubular herniado en un pezón ancho.
  5. En la mayoría de los casos, existe una asimetría mamaria asociada con esta problemática.
  6. La consistencia del pecho es mucho más firme de lo normal. A menudo, se puede disminuir esta firmeza para preparar el pecho para introducir una prótesis.
  7. El tratamiento tradicional consiste en mejorar el volumen y la forma con un aumento de pecho con ajuste del pezón.
  8. El aumento de pecho se puede realizar con prótesis redonda, pero los implantes anatómicos suelen adaptarse mejor a esta forma de pecho.
  9. Es una cirugía mamaria más bien complicada, porque no consiste sólo en colocar una prótesis, si no en preparar previamente el pecho. Se requiere un gran conocimiento de las proporciones de la mama ideal y una gran experiencia en cirugía plástica mamaria.

¿Cómo es la cirugía de mamas tuberosas?

La cirugía de mamas tuberosas varía en función del volumen mamario:

  • Si es suficiente, la operación se aproxima mucho a la que se realiza en el caso de ptosis mamaria (elevación de pecho).
  • Y en el caso de necesitar volumen, habrá que incluir el implante de prótesis mamaria en ambos pechos.

El objetivo de la intervención es la de retocar el envoltorio cutáneo de pecho, remodelar y recentrar la glándula mamaria, y aumentar el volumen global si fuera necesario. El principio parece sencillo, pero en la práctica no es tan sencillo, porque aunque se ha clasificado las mamas tuberosas para ofrecer una técnica diferente para cada categoría, al final, cada caso es único y hay que saber adaptar la técnica a cada paciente.

Es una cirugía compleja que requiere formación y experiencia específica ya que normalmente hay que tratar la zona inferior de la mama y el surco submamario, así como a nivel de la areola en los casos más severos. Por eso es importante acudir a un cirujano plástico especializado en cirugía mamaria.

Si quieres saber más sobre esta cirugía visita aumento pecho mamas tuberosas.

Dr. Ignacio Ortega Remírez, cirujano plastico Instimed

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *