Experiencia

Cirujanos plásticos de reconocido prestigio, con más de 20 años de experiencia.

 

Calidad

Prótesis de alta gama con certificado de garantía , homologadas  por la FDA y  las autoridades sanitarias europeas.

 

Seguridad

Intervención en hospital de prestigio y seguro cobertura total.

 

Atención 24h

Nuestro equipo le ofrece atención personalizada 24h.

Reducción de pecho

La cirugía de reducción mamaria disminuye el tamaño exagerado del pecho y corrige la flacidez de la piel cuando el peso de los senos ha producido su caída. Esta operación de cirugía mamaria se practica por razones estéticas pero también para eliminar dolores físicos causados por el tamaño del pecho.

Cuando una mujer sufre por un pecho demasiado pesado, hablamos de hipertrofia mamaria. Esto tiene su origen en un desarrollo anormal de la glándula mamaria que puede aparecer al final de la pubertad o tras un embarazo o debido a un aumento del peso corporal.

El peso del pecho produce su progresiva caída y por ello, es muy frecuente que la hipertrofia venga asociada con una caída mamaria o ptosis mamaria.

Una reducción mamaria se puede llevar a cabo una vez finalizada la pubertad, siempre y cuando la paciente tenga buena salud, tanto física como mental.

La reducción mamaria está indicada en el caso de volumen excesivo de seno y de caída del  pecho. El exceso de glándula mamaria produce un caída del pecho, pero también dolor de espalda, de hombros, de cuello, e incluso, un deformación de la columna vertebral debido al peso del pecho y a la postura que adopta la mujer para compensar dicho peso. También puede estar indicada en el caso de malestar  psicológico importante, con dificultades para vestirse y de asimetría mamaria asociada a la hipertrofia.

¿Qué conseguimos con la cirugía de reducción de pecho?

Son muchas las mujeres que no se encuentran a gusto con un pecho pesado y flácido. Este exceso de volumen de pecho suele provocar dolores a nivel de la espalda y hombros y, problemas psicológicos.

Una reducción mamaria se realiza por motivos estéticos y/o médicos. Dolores físicos (a nivel del cuello, los hombros y de la espalda) y una molestia funcional (problemas con la vestimenta o para practicar deporte o actividades físicas) son las consecuencias de una hipertrofia mamaria. Llegando incluso a producirse problemas de autoestima.

La reducción mamaria no sólo garantiza unos senos más pequeños, sino también pechos más firmes gracias al efecto lifting de la intervención.

Con esta operación conseguimos que las pacientes se encuentren psicológicamente más liberadas y más cómodas con sus cuerpos:

  • Las mujeres se sienten más ligeras, con más libertad de movimiento.
  • Se pueden vestir como quieren.
  • Pueden practicar cualquier deporte.
  • Disfrutar de un confort total a nivel de espalda, hombros y nuca.
  • Logran recuperar la confianza en ellas mismas, en su vida íntima y, evitan las miradas y los comentarios a menudo inapropiados sobre su pecho.

Las indicaciones para un tratamiento de hipertrofia mamaria son:

  • Hipertrofia mamaria juvenil que aparece inmediatamente después de la pubertad, dando lugar la inicio de una serie de problemas psicológicos.
  • Hipertrofia mamaria en mujeres al final del embarazo, que normalmente viene asociado con una ptosis mamaria (caída del pecho).
  • Hipertrofia mamaria de origen hormonal que aparece tras la menopausia y asociado con un aumento significativo de grasa en la zona mamaria.

Si el volumen de pecho es importante, el tratamiento quirúrgico de la hipertrofia y caída mamaria se puede llevar a cabo a partir de los 17 años. En los casos de hipertrofia mamaria moderada, es recomendable esperar a finalizar los embarazos antes de plantearse la operación.

La importancia de la primera consulta

La primera consulta es fundamental ya que permite identificar con claridad las motivaciones de la paciente, así como fijar los objetivos precisos para una cirugía mamaria. A parte analizar los antecedentes médicos, quirúrgicos y el historial ginecológico de la paciente, el especialista cuantifica la hipertrofia mamaria midiendo el pecho y el tamaño del sujetador. De esta forma, puede determinar la técnica quirúrgica a emplear, y si es necesario combinarlo con una cirugía de elevación de pecho.

Se analiza la calidad de la piel (estrías, pigmentación y riesgos de cicatrización hipertrófica) y se estima el tipo de glándula mamaria (seno glandular, grasa o mixta). La consulta finaliza con la toma de fotografías, muy útiles para analizar la técnica, el resultado y la evolución posoperatoria.

Examina el pecho y discute con la paciente sobre el volumen y el tipo de pecho que busca, y de la talla de sujetador que podrá llevar cuando los resultados de la operación se estabilicen. Para que el resultado sea armonioso, es fundamental que la elección tenga en cuenta la silueta y complexión corporal de la paciente.

También el cirujano plástico explica a la paciente como se va a desarrollar la operación, el preoperatorio, las precauciones a seguir antes de la operación (nada de aspirinas el día anterior, ni tabaco que aumenta el riesgo de complicaciones y mala cicatrización).

Al igual que en toda cirugía plástica, para evitar decepciones tras la intervención o que el resultado no cumpla con las expectativas deseadas, un pecho aún muy voluminoso, o al revés, demasiado pequeño,  la paciente debe plantear al cirujano plástico cualquier duda que tenga e intentar hacerse una idea lo más exacta posible sobre el resultado deseado.

En Clínicas INSTIMED queremos que tu cuerpo te haga feliz,

Aprovecha la promoción de consulta y valoración médica GRATIS.

Cómo es la intervención de reducción de pecho

La cirugía de reducción de pecho consiste en:

  • En primer lugar se extrae el tejido glandular que sobra a fin de mantener un volumen armonioso con la anatomía de la paciente.
  • Luego, el volumen glandular que queda se sube, se concentra y remodela. En caso de también haya caída del pecho, el cirujano plástico realiza un lifting mamario. Igualmente, también puede aprovechar para corregir una asimetría de la mama.
  • Finalmente, el envoltorio cutáneo se adapta al nuevo volumen mamario, eliminando el excedente de piel, buscando asegurar la firmeza del pecho y la forma deseada por la paciente.
  • Si es necesario, reduce la areola y reposiciona el pezón en base a la nueva forma del pecho.

Durante toda la intervención, el cirujano plástico busca conservar el máximo de vascularización de la glándula mamaria y de sensibilidad del pecho.

En la medida en que hay que retirar cierta cantidad de piel, la reducción mamaria implica necesariamente una cicatriz. Lo más habitual, es que la cicatriz tenga una forma de “i” con dos partes (ver dibujo) o de una “T invertida” con tres partes:

  1. Una cicatriz peri-areolar: situada alrededor de la areola, entre la piel más oscura y la más clara. Esta cicatriz es la que permite subir y reducir la areola.
  2. Una cicatriz vertical: entre el polo inferior de la areola y el pliegue de debajo del pecho.
  3. Una cicatriz horizontal: oculta en el pliegue sub-mamario. La longitud de esta cicatriz depende de la envergadura de la hipertrofia y de la caída de pecho asociada.

En la mayoría de los casos, nuestros cirujanos plásticos utilizan técnicas de cicatriz vertical sin cicatriz horizontal o, en el caso de hipertrofias importantes, cicatrices horizontales cortas ocultas debajo del pecho.

Una vez finalizada la intervención, se colocan drenajes para evitar la aparición de hematomas. El cirujano plástico coloca un vendaje remodelante con bandas elásticas con forma de sujetador, que se retira a las 24-48 horas y es sustituido por un sujetador adaptado, que la paciente deberá llevar día y noche durante un mes.

Aprovecha la promoción de consulta y valoración médica GRATIS.

SOLICITUD DE INFORMACIÓN O CONSULTA GRATUITA

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

He leído y acepto la política de privacidad

Postoperatorio de la reducción de pecho

Normalmente el postoperatorio es poco doloroso y con unos simples analgésicos se atenúa perfectamente.

Los síntomas más habituales son:

  • Aparición de edema en el pecho (hinchazón) y hematomas (moretones) que irán desapareciendo
  • Dificultades para levantar el brazo durante los primeros días (evitar levantar y transportar cargas pesadas durante tres semanas).

El proceso de recuperación será el siguiente:

  • La paciente puede ducharse al día siguiente de la reducción de pecho.
  • No ir a trabajar durante 8-15 días, dependiendo de la actividad profesional.
  • Podrá empezar a retomar la actividad física uno o dos meses después de la operación.

En Clínicas INSTIMED queremos que tu cuerpo te haga feliz,

Aprovecha la promoción de consulta y valoración médica GRATIS.

Resultados cirugía reducción de pecho

Al día siguiente mismo de la intervención de reducción mamaria el nuevo perfil del pecho es visible: el tamaño se ha reducido, son perfectamente simétricos y están situados más altos.

Unos tres meses tras la intervención, una vez que el edema se ha reabsorbido, se reduce la hinchazón de pecho y el tejido mamario se vuelve más elástico. Al cabo de seis meses la forma y el volumen del pecho serán definitivos. Los procesos de cicatrización estarán completamente finalizados al cabo de un año.

El resultado es definitivo. Cuidado con un adelgazamiento importante tras la intervención que puede provocar la caída del pecho.

La operación no altera ni la sensibilidad ni la naturalidad del pecho que continuara  reaccionando ante cambios hormonales y variaciones del pecho.

Normalmente se recomienda esperar seis meses para un embarazo, aunque lo más recomendable es realizar la reducción de pecho una vez que la mujer ha decidido no tener más hijos. La posibilidad de dar el pecho no está garantizada ya que los conductos mamarios o galactóforos pueden haber sido tocados durante la intervención.

Reducción de pecho Promoción válida hasta el 31 de Diciembre

Infórmate ahora

 

PROMOCIÓN ESPECIAL

en CLÍNICAS INSTIMED

Desde

145/mes**

(*) IVA, 1ª consulta médica, analítica, electrocardiograma, placa de tórax o mamografía, consulta anestesista, intervención en centro hospitalario, quirófano y anestesista, atención 24 horas, sujetador post quirúrgico, revisiones post operatorias.

(**) Cuota mensual financiado a 60 meses. Promoción válida hasta el 31 de Diciembre, no acumulable con otras promociones.

Envíenos su solicitud para aprovechar esta fantástica promoción.
Solo hasta el 31 de Diciembre.

SOLICITUD DE INFORMACIÓN O CONSULTA GRATUITA

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

He leído y acepto la política de privacidad

Opiniones de nuestras pacientes

“Tenía dolores en el cuello cada vez difíciles de soportar, al igual que una tirantez en el cuello cada vez más frecuente. Un radiólogo me había prevenido del riesgo de deformación de la columna vertebral y de la posibilidad de que con el tiempo, mis hombros se hundirían por los tirantes del sujetador. Soy una persona deportista, y el pecho era una verdadera tortura: ¿Habéis tenido la impresión de asfixiaros con vuestro propio pecho apenas os inclinabais o levantabais el trasero? Todo se mueve, se zarandea en todas direcciones… y ningún sujetador deportivo te sirve.
Después de hacerme la reducción de pecho, he vuelto a revivir, me había deshecho de un peso engorroso, como una mochila que tenía que llevar permanente. Ahora puedo hacer deporte sin preocuparme del pecho y se acabaron las molestias de espalda”.

María Emilia González
45 años

“Desde la adolescencia quería reducir y levantar mi pecho. Era algo que me acomplejaba y me afectaba a mi vida diaria. Finalmente decidí operarme. Hoy me siento LIBRE de un peso y no me arrepiento de nada. Pienso que no  hay que esperar a que este tipo de complejos arruinen la vida, sabiendo que hay solución”.

Elena Hernández
27 años

“Desde hace muchos años estaba acomplejada por mi pecho voluminoso, que me esforzaba en esconder, echando los hombros para adelante, poniéndome blusas amplias y nada de escote. Con el paso de los años las molestias en nuca, hombros y espalda eran cada vez mayores, y además, tenía problemas para encontrar sujetadores adaptados a mi formología (era una 85 G).  Después de operarme descubrí sensaciones que había olvidado y sobretodo, podía vestirme sin tener que camuflarme… una nueva vida”.

Teresa Serrano
51 años

“A pesar de las molestias que tenía por mi pecho, de atraer constantemente  miradas hacia mi pecho y de no encontrar ropa que me gustase, no me decidía a operarme, pero llegue a un punto en el que no quería ni mirarme en el espejo; ahí es cuando dije que las cosas no podían seguir así y me operé. El balance es más que positivo, el placer de variar más habitualmente de ropa, de sentirte normal  y sin olvidar el alivio que ha supuesto para mi espalda y hombres”.

Rosa María Martín
35 años

“Debido a mi voluminoso pecho sufría mucho de la espalda, tenía problemas para encontrar un sujetador adecuado, cuando lleva un top me sobresalía el pecho por lados, y cuando llegaba el calor no me sentía a gusto llevando ropa de verano. La operación me cambio la vida y me ha devuelto la autoestima”.

Natalia Iglesias
40 años

” Cada uno tiene sus propios motivos pero yo estaba cansada de los comentarios por la calle y de las miradas incómodas de algunas personas. Además, en cuando debes usar una talla de copa grande, encontrar lencería que no te cueste un ojo de la cara es una verdadera aventura, y de los bañadores mejor no hablar. La mayoría de la ropa me iba mal, me daba la impresión de tener más pecho del que realmente tenía. Ir de compras me generaba ansiedad. Tras dos años de darle vueltas me decidí por operarme. Y ahora estoy encantada, el pecho esta en armonía con el resto del cuerpo. Ya no soy una mujer a un pecho pegada.  Ahora ya encuentro ropa a mi gusto y me compro más lencería que antes. ¡Estoy encantada!”

Elena Mateos
37 años

“Además de dolor de espalda estaba acomplejada y me dejaba un pastón comprando ropa que tampoco me satisfacía… Ahora me gusta el cuerpo que se me ha quedado. ¡Sólo lamento no haberlo hecho antes!

Juana García
47 años

En Clínicas INSTIMED queremos que tu cuerpo te haga feliz,

Aprovecha la promoción de consulta y valoración médica GRATIS.

Por qué realizar la cirugía de reducción de pecho en Clínicas Instimed

En la actualidad, somos unos de los centros de referencia de la Comunidad de Madrid especializado en Cirugía Plástica en el que ofrecemos un servicio excepcional orientado a la atención al paciente.

Entendemos que, decidirse a realizar una cirugía plástica es una gran decisión y por ello, haremos todo lo que esté en nuestra mano para asegurarnos de que recibes toda la información necesaria para que puedas tomar la mejor decisión realizandote un estudio personalizado de tu caso concreto, de forma que puedas contemplar todas las opciones de las que dispones.

  • 1ª valoración médica con simulador pectoral.
  • Cirujano plástico de reconocido prestigio y alta cualificación.
  • Pruebas prequirúrgicas (analítica, electrocardiograma y placa de tórax o ecografía, consulta anestesista).
  •  Intervención en el Hospital NISA Pardo de Aravaca, con las garantías de un centro hospitalario de prestigio.
  • Atención individualizada 24 horas.
  • Quirófano y anestesia.
  • Revisiones
Beauty and Health European Quality Mark
secpre
Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética
seme

En Clínicas INSTIMED queremos que tu cuerpo te haga feliz,

Aprovecha la promoción de consulta y valoración médica GRATIS.

 

Experiencia

Cirujanos plásticos de reconocido prestigio, con más de 20 años de experiencia.

 

Calidad

Prótesis de alta gama con certificado de garantía , homologadas  por la FDA y  las autoridades sanitarias europeas.

 

Seguridad

Intervención en hospital de prestigio y seguro cobertura total.

 

Atención 24h

Nuestro equipo le ofrece atención personalizada 24h.

No esperes más, consigue el pecho que deseas
en Clínicas INSTIMED

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies